En el Día Nacional de la Miel destacamos la investigación de la profesora Ady Giordano sobre la inocuidad de las mieles chilenas

En 2009 se proclamó en Chile al 6 de agosto como el Día Nacional de la Miel, con el objetivo de posicionar y difundir las propiedades de este producto natural chileno.


planta abeja miel

Las académicas Ady Giordano de la Facultad de Química y de Farmacia y Gloria Montenegro de la Facultad de Agronomía e Ingeniería Forestal comparten la visión de que "es importante que las mieles chilenas sean reconocidas mundialmente por su calidad y por sus propiedades antioxidantes, antimicrobianas y anticancerígenas".

Con esta premisa, las profesoras y sus equipos de investigación lanzaron en 2021 el innovador proyecto “Inocuidad y Valorización de Mieles Chilenas con Fines de Comercialización: Implementación de un laboratorio de servicio de diagnóstico y asesoramiento para generar valor agregado”. Esta iniciativa, financiada por el Gobierno Regional Metropolitano de Santiago, y aprobada por su Consejo, tiene como objetivo garantizar la calidad e inocuidad alimentaria de las mieles de la Región Metropolitana, agregando valor a éstas a través de un análisis químico de adulteración y el estudio de sus propiedades bioactivas que resulte en su certificación.

La profesora Montenegro indica que "las propiedades bioactivas de las mieles son heredadas de las plantas de las cuales se originan. De ahí proviene la importancia de determinar su actividad biológica en relación al origen botánico. Para realizar dicha determinación y posicionar a las mieles chilenas a nivel mundial, es crucial estudiar su inocuidad, evaluándola químicamente para identificar si ha sufrido alteraciones en su producción”.

apicultor

El estudio de la inocuidad de las mieles chilenas, su valorización y su posicionamiento a nivel mundial tienen como finalidad crear oportunidades para desarrollar iniciativas innovadoras en el sector apícola, resultando en mayores ingresos y beneficios directos para los apicultores locales al introducir al mercado un producto con valor agregado.

Es por esto por lo que las investigadoras decidieron trabajar directamente con apicultores de la Región Metropolitana, estudiando 100 mieles con propiedades antibióticas y antioxidantes para determinar la denominación de su origen botánico y analizando su adulteración e inocuidad. “Uno de los principales objetivos del proyecto es trabajar con el apicultor en la caracterización de su miel y lograr que pueda colocarla en el mercado con un valor agregado”, afirma la profesora Giordano. 

La iniciativa, realizada en estrecha relación con los apicultores, los ha incentivado y posteriormente capacitado en cómo comercializar su miel. "Les agradezco a todos por el trabajo realizado. Los resultados de los análisis y la certificación nos facilitan la venta porque dan un valor agregado a nuestra miel, haciendo que sea más atractiva al consumidor, ya que demostramos la identidad de las flores de donde las abejas extraen el néctar y su calidad bactericida", señaló la apicultora Teresa Sarmiento en la ceremonia de lanzamiento del proyecto.

Dicha certificación, la cual provee un valor agregado importante, está basada en la actividad biológica de la miel que se traduce en las categorías activa (Active Chilean Honey) y muy activa (Active Plus Chilean Honey), creadas siguiendo normativas y regulaciones nacionales e internacionales.


Información relacionada

  • Video del lanzamiento del proyecto.
Síguenos en
IG  FB  TW  LI YT icono contacto