Alejandro Toro-Labbé asume como nuevo decano de la Facultad de Química UC

El profesor titular y químico teórico computacional ocupará el cargo durante los próximos cuatro años, luego de obtener la mayoría de los votos en la elección efectuada el 19 de octubre.

Cambio de mando webAlejandro Toro-Labbé ocupará el cargo de decano de la Facultad de Química UC por los próximos cuatro años.Con 20 años de trayectoria en la UC, Alejandro Toro-Labbe, asumió hoy como nuevo decano de la Facultad de Química UC en reemplazo de Bárbara Loeb, quien deja el puesto luego de dos períodos consecutivos como la máxima autoridad de la unidad.

El rector Ignacio Sánchez, quien presidió la ceremonia de cambio de mando, destacó la manera ejemplar en que se desarrolló el proceso de elección y dio la bienvenida a la nueva autoridad, destacando su reconocida trayectoria científica tanto a nivel nacional como internacional. Asimismo, destacó la exitosa gestión realizada por Bárbara Loeb y se refirió muy afectuosamente a sus cualidades académicas y humanas.

Según sus palabras, “su liderazgo ha sido muy interesante, en el sentido que no ha sido disruptivo, grandilocuente, sino que muy transversal, de la base, muy humilde, pero también muy efectivo. En estos seis años hemos visto un crecimiento de la Facultad en distintos ámbitos incluido infraestructura, relación con la industria, integración con otras facultades, y sobretodo se han sentado las bases que permitirán en los próximos años seguir viendo su legado”.

Por su parte, Bárbara Loeb agradeció a toda la comunidad por el apoyo a su gestión y llamó la atención sobre la reciente aprobación de los nuevos estatutos de la Facultad y el consiguiente cambio de estructura que la divide en dos escuelas. Al respecto, dijo: “aprovechen esta oportunidad y construyan a partir de ella potentes escuelas sin perder el norte que somos una sola facultad. Miren más la oportunidad, la meta que los obstáculos que puedan existir para lograrlo, antepongan la solución y no se queden en los problemas. Ánimo y mucha suerte en este importante hito para la Facultad”.

En tanto, Alejandro Toro-Labbé, agradeció a la Universidad por haberle brindado las facilidades para desarrollarse profesionalmente y formar un laboratorio que hoy es un referente internacional en el área de la química teórica. “Creo tener la experiencia y capacidad para asumir el desafío que se me presenta. Dirigir la Facultad no será un trabajo fácil, especialmente en tiempos en que estamos cambiando estructuras y nos enfrentamos a nuevos desafíos institucionales que debemos sobrellevar y conducir a buen puerto”, sostuvo.

En el marco de la ceremonia de cambio de mando la nueva autoridad además firmó el acta para comenzar la implementación del Plan Estratégico 2019-2023 que contiene los lineamientos que guiarán el quehacer de la unidad en los próximos cinco años para liderar en Chile y Latinoamérica.

“Estos objetivos son ambiciosos, pero no son un mero acto de voluntarismo, son objetivos que podemos lograr entre todos y con todos. Para esto debemos ser exigentes con nosotros mismos y entregar lo mejor a través de nuestras clases e investigación. No nos debemos conformar con lo que hemos logrado, debemos mirar hacia el futuro sin complacencia y con ambición”, enfatizó.

Una vida dedicada a la academia

Alejandro Toro Labbé, se tituló de Doctor en Ciencias Físicas de la Universidad de París VI Pierre et Marie Curie (Francia) en 1984 y realizó sus estudios de postdoctorado en la Universidad de Pennsilvania (Estados Unidos). Ha participado en la formación de decenas de profesionales y científicos en la UC y la Universidad de Chile y como profesor visitante de prestigiosas universidades en Francia, España, Bélgica Estados Unidos y México. Durante su distinguida carrera como investigador ha liderado más de 30 proyectos de investigación, entre ellos el Núcleo Milenio Procesos Químicos y Catálisis (CPC), un centro multidisciplinario de investigación y formación de jóvenes científicos integrado por científicos de cuatro universidades nacionales.

Anteriormente fue Director de Investigación y Postgrado y Jefe del Departamento de Química Física. Ha recibido importantes reconocimientos, entre ellos el Premio Cátedra Presidencial en Ciencias en 1998. Actualmente es miembro de la Academia Chilena de Ciencias y editor asociado del Journal of Molecular Modeling (Springer).