Universidad Católica premia a los mejores profesores de Física y Química

Este jueves 9 de noviembre fue un día especial para Gloria Menares y David Aparicio. Ellos no se conocen, pero tienen en común el haber sido elegidos como los mejores profesores de química y física, respectivamente. Sus alumnos, exalumnos y colegas los postularon al premio EdUCiencias que todos los años reconoce la excelencia en la enseñanza de las ciencias.

El año pasado se entregaron los premios Abate Molina (Biología) y Euclides (Matemáticas), y este 2017 fue el turno de los premios Michael Faraday a la enseñanza en Física e Ignacio Domeyko a la enseñanza en Química.

Premiados Educiencias 2017Gloria Menares, Premio Ignacio Domeyko y David Aparicio, Premio Michael Faraday 2017.Gloria es profesora del colegio Fundación Educacional Fernández de San Antonio, y David, del Liceo 1 de Niñas "Javiera Carrera" de Santiago. Ambos recibieron de manos del rector de la UC, Ignacio Sánchez, y los decanos de las facultades de Química y Física el diploma que los reconoce como los mejores en sus disciplinas, además de un cheque por un millón y medio de pesos y un premio para los colegios en los que hacen clases.


Para Gloria Menares el premio recibido es un refuerzo a su motivación para continuar su labor docente “enfrentando los nuevos desafíos que plantean las formas de aprender que tienen nuestros alumnos en la actualidad, y que representa un granito de arena para que logren realizar sus proyectos de vida y transformarse en grandes profesionales. Después de treinta y un años de docencia sigo maravillándome y encantándome con esta hermosa carrera.", afirmó.


"El mejor premio para mí es que un alumno pueda aprender", aseguró David Aparicio quien estuvo acompañado, igual que Gloria, por sus exalumnos. "Mi trabajo como profesor es que la persona se desarrolle, yo le muestro las posibilidades y después el estudiante puede escoger", dice el profesor de física.


El rector de la UC, Ignacio Sánchez, destacó a los profesores seleccionados “por su brillante trayectoria, dedicación ejemplar en la enseñanza de las ciencias, permanente interés en actualizar el conocimiento en sus especialidades, innovación docente, capacidades didácticas, los logros que han alcanzado con sus estudiantes y por su compromiso para entregar lo mejor de sí a la formación de las futuras generaciones de nuestro país”.


Más allá del aula
La estrategia de Gloria Menares para motivar a sus alumnos es fomentar la participación de sus estudiantes en proyectos científicos fuera de la sala de clases. En sus más de 29 años de experiencia esta profesora ha logrado que sus alumnos participen en talleres de ciencia, olimpiadas de química, congresos regionales y nacionales de ciencias, ferias científicas provinciales y nacionales y concursos científicos, entre otros.


Su principal motivación para innovar, cuenta, es "despertar la capacidad de asombro de los alumnos cuando realizan experimentos y elaboran mini-proyectos de aula". Estos mini proyectos, explica Gloria, forman parte integral de la estrategia metodológica para la enseñanza: los alumnos tienen la oportunidad de desarrollar habilidades y capacidades a través de la elaboración de videos creativos y experimentos sencillos, así como desarrollar su personalidad y autoestima participando en eventos de ciencia escolar.


Y todo este trabajo da sus frutos. Margarita Gutiérrez, alumna de tercero medio de Gloria cuenta, "inspirados siempre por nuestra profesora aprendimos muchas más cosas luego de clases. Ella nos anima a tener grandes sueños y expectativas. Sus clases eran esperadas cada semana, era un momento de aprendizaje y trabajo en equipo".


Física experimental
David Aparicio confiesa que pasó a tercero medio con promedio rojo en física. El profesor que le hizo clases "nunca motivó al curso a indagar la naturaleza, a investigar más allá de la clase, solo se dedicaba a escribir en la pizarra y luego la prueba. Para mí la asignatura no tenía sentido”, recuerda.


Aún así, David logró convertirse en un profesor de física de primer nivel y, a diferencia de su experiencia, sus exalumnas no hacen más que hablar de lo bueno de sus clases. “Logró hacer que entendiera la física y me motivó a estudiarla, algo que jamás voy a olvidar y que recuerdo con mucho cariño”, dice Carolina Rivas, quien hoy está en tercer año de medicina en la Universidad Diego Portales.


La clave está en el método y la confianza que él tiene en sus estudiantes. “Yo no concibo la física sin la experiencia. Es fundamental para que realmente exista un aprendizaje significativo. Uno como educador, motivador y tutor no puedo cortarle las alas a sus estudiantes cuando se proponen cosas grandes, cuando desean ir más allá de lo que uno les enseña en la sala de clases. El empujoncito que uno puede darles para conseguir sus sueños es muy importante y nunca lo olvidarán. El que dice ser profesor tiene que creer en sus alumnos”, finaliza.


Las unidades académicas que participan en la entrega de los premios son la Facultad de Educación, Física, Química, Ciencias Biológicas, Matemáticas, y el Programa de Educación Media en Ciencias y Matemática. La iniciativa cuenta con con el apoyo de la empresa AES Gener y el Mercurio, y el patrocinio de Explora CONICYT.